Explicación General sobre Casos de Paternidad

por Kristina "Z", abogada

Su caso de paternidad es un caso civil (no penal) que involucra a la madre, al supuesto padre y al juzgado de menores (The Hennepin County Collection Services Division, denominado "Support and Collections").

El supuesto padre tiene el derecho* a una prueba genética , llamada prueba de sangre, aunque hoy en día la saliva de una persona-en vez de su sangre-es casi siempre suficiente. La prueba genética es muy confiable y es aceptada por la corte. Si usted no está seguro de ser el padre, podría considerar pedir una prueba genética. En la mayoría de los casos, la prueba se hace el día de la audiencia. El Condado de Hennepin adelanta el costo de la prueba genética, aunque puede solicitársele a usted pagar alguna cantidad por ésta.

El supuesto padre tiene el derecho* a un juicio antes de que un juez o el jurado resuelva si es o no el padre. Si las pruebas genéticas demuestran que es el padre, quedará a su cargo convencer a la corte de que no lo es.

Después que el padre haya admitido su paternidad, la corte decidirá cuánto deberá pagar en concepto de mantenimiento del niño, incluyendo la cantidad del actual mantenimiento del niño, el mantenimiento de respaldo del niño (llamada reintegro), gastos de cuidado del niño, así como en el tema de seguro médico y dental, incluyendo cuánto contribuirá cada padre en los gastos no asegurados.

Después que el padre haya admitido la paternidad, la corte decidirá el tiempo que le corresponde a cada uno de los padres estar con el niño (llamado custodia y visitas). Si los padres no están de acuerdo en la custodia y las visitas, la corte puede dictar una orden temporaria y/o asignar el caso al Departamento de Sevicios Familiares. El Departamento de Servicios Familiares es una agencia del Condado de Hennepin que ayuda a los padres a resolver, o a la corte a decidir, el tiempo compartido por los padres con el niño. Las recomendaciones del Departamento de Servicios Familiares son cuidadosamente consideradas por la corte; usted debe cooperar con el Departamento de Servicios Familiares. Si usted es el padre y no coopera, la corte puede asumir que usted no está interesado en tener tiempo diferenciado con su hijo. Si usted es la madre y no coopera, la corte puede conceder cualquier ayuda razonable que el padre solicite.

La corte también puede designar una guarda temporal para un padre menor de 18 años, o si existen asuntos familiares inusuales.

*Estos son derechos que los padres poseen.