Una nueva ley dificulta a los padres poseedores de la custodia mudarse del estado, por Kristine J. Zajac

Legislación dada en la última sesión de la Legislatura de Minnesota ha revocado una presunción de larga data que favorecía al padre que posee la custodia en cuanto a mudarse con su hijo dependiente fuera del estado. Mientras la solución sitúa al padre poseedor de la custodia y al que no la posee en una posición más igualitaria, se requiere que la corte determine qué sirve mejor a los intereses del hijo. En resumen, se ha tornado más difícil mudar al niño fuera del estado, y las cortes tienen más libertad de acción para determinar cuáles son las reubicaciones permitidas. La corte analizará los siguientes 8 factores: (1) la corte deberá examinar de cerca la relación del hijo con cada padre, hermanos, y otras personas de influencia en la vida del niño; (2) la corte deberá considerar las necesidades específicas del niño y sus circunstancias: edad, etapa de desarrollo; desarrollos físico, educacional y emocional, y otras "necesidades especiales"; (3) la corte considerará la practicidad y logística de las relaciones de larga distancia, especialmente en términos financieros; (4) la corte deberá considerar la preferencia del niño, tomando en consideración la edad y maduración del éste; (5) la corte no podrá garantizar la mudanza si el propósito de ésta es interferir con el tiempo que comparte con su hijo el padre que no tiene la custodia; (6) la corte deberá considerar acerca de la mudanza del niño si ésta mejorará la calidad de vida tanto para los padres que poseen la custodia como para su hijo, incluyendo los beneficios financieros, emocionales o económicos; (7) la corte deberá examinar las razones de cada padre para conseguir u oponerse a la mudanza. Por último, la corte deberá examinar el efecto de abuso doméstico tanto sobre el hijo como del padre poseedor de la custodia.